México is the Shit

La Guardia Nacional en la frontera: ¿realmente resolvió algo?

El flujo de migrantes de Centroamérica que cruzan por México hacia Estados Unidos, se ha reducido un 36%. El Canciller Marcelo Ebrard justificó que esto es gracias a la Guardia Nacional. Tras el despliegue del cuerpo de seguridad, Estados Unidos retiró la amenaza de imponer aranceles. ¿Realmente se resolvió el fondo del problema?

Antes de tomar protesta como presidente, Andrés Manuel López Obrador declaró que México ofrecería empleo a los migrantes centroamericanos. Nueve meses después, el discurso de AMLO se desvió a la fuerza militar de la Guardia Nacional. Esto contradijo la donación de 30 millones de dólares al gobierno de El Salvador. Esto hace evidente una serie de problemáticas que tendrá que atender México en los próximos años.

Primero, no tiene una política migratoria preventiva. Es reactiva a las necesidades de Estados Unidos. Segundo: la planeación de una política migratoria adecuada debe visualizar dos escenarios: un segundo periodo de Donald Trump o un nuevo presidente de Estados Unidos.

El fin de la Guardia Nacional nunca fue ser una policía fronteriza, lo que hace evidente su papel como una solución precipitada para evitar aranceles por parte de Estados Unidos. En realidad, lo que se redujo no fue la migración, sino la constancia con la que entran migrantes al país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.