drusos

Los drusos (en árabe: durūzī دروزي, plural: durūz دروز) son una minoría religiosa que habita, principalmente, en Israel, el Líbano, los Territorios Palestinos, Siria, y Jordania. Existen pequeñas comunidades de emigrantes drusos en otros países. Hablan el árabe y el del país donde residen. Existe alrededor de un millón de drusos en el mundo, la gran mayoría de los cuales residen en el Oriente Próximo. Los drusos se llaman a sí mismos Ahl al-Tawhīd ‘gente de un solo Dios’ (monoteístas). Se discute cuál es el origen del nombre «druso», que se suele atribuir al ismailita Muhammad al-Darazi, muerto en 1021, uno de los primeros profetas de la secta, considerado un hereje por los drusos actuales. Su origen se encuentra a finales del siglo X y principios del XI cuando algunos de sus seguidores consideraron al califa fatimí Al-Hakim como una manifestación de Dios, lo que los apartó de los otros ismailíes. El fundador de la religión fue el persa Hamza ibn Ali ibn Ahmad. La religión, monoteísta, acepta la legitimidad de los profetas de las tradiciones griega, judeocristiana e islámica, incorpora elementos gnósticos, y según algunas fuentes, creen en la reencarnación. Los drusos mantienen en secreto buena parte de los detalles de su fe (practicando la taqiyya, tomada del islam chií), no aceptan conversiones y desaconsejan firmemente el paso de una religión a otra. Esto se debe en parte a motivos históricos, ya que los drusos fueron violentamente perseguidos durante siglos por otras comunidades religiosas. Los drusos creen en un único Dios. Son monoteístas y su teología tiene una visión neoplatónica sobre cómo interacciona Dios con el mundo, similar al gnosticismo y a otras vertientes esotéricas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.