Forcis

En la mitología griega, Forcis (en griego antiguo Φόρκος, Φόρκυς o Φόρκυν) era un dios marino. En la Odisea, Forcis era un anciano hombre del mar (ἅλιος γέρων: halios geron) a quien estaba dedicado un puerto de Ítaca, y se contaba que era padre de la ninfa Toosa. Autores posteriores como Hesíodo y Apolodoro lo hacían hijo de Ponto y de Gea, y hermano de Taumante, Nereo, Euribia y Ceto. Se casó con esta última, con quien tuvo a los horribles monstruos llamados Fórcides, es decir, a Escila, a Ladón, a Toosa, a las grayas y a las gorgonas. Según algunos autores también fue padre de las sirenas y de las hespérides. En Sobre la Eneida (In tria Virgilii Opera Expositio), Servio afirmaba que Forcis era hijo de Neptuno y Toosa. Según Varrón, Forcis fue anteriormente un rey de Córcega que murió luchando contra Atlas y fue arrojado al mar, donde se convirtió en el dios del que hablan Hesíodo y Homero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.