galope

En equitación, se llama galope (del antiguo alto alemán ga-laupan, correr) a la marcha del caballo, que consiste en una serie de saltos sobre los cuartos traseros, saltos en los que siempre queda terreno a su frente y que se realizan moviendo los brazos al compás. Únicamente cuando va con celeridad es más violento el aire del animal. Este aire, que es más veloz que el trote, recibe diferentes nombres: el normal u ordinario se llama unido a la derecha o a la izquierda, según que adelante más los remos de un costado que los del otro. A galope normal se debe recorrer 1 kilómetro en 3 minutos y 30 segundos, y en 2 y medio al galope largo. largo: galope desunido: cuando galopando unido con el cuarto delantero a la derecha, galopa a la izquierda con el cuarto trasero o viceversa; galope paloteado: cuando en vez de los tres tiempos del galope normal marca cuatro; galope gallardo: es el interrumpido por saltos hacia delante; trocado: en ése lleva los remos adelantados próximos a la valla al trabajar en el picadero. Según su velocidad, se llaman corto o de picadero, suelto, largo y violento, a toda rienda o a rienda suelta. galope falso: aquel en el que el caballo, galopando sobre la derecha, adelanta más la mano izquierda, y viceversa; galope maniobrero: el regular que usa la caballería para las maniobra a este aire; galope sostenido o medio galope: marcha del caballo a galope, pero acompasadamente y sin gran celeridad, no es aire natural, sino de escuela; galope tendido: marcha del caballo en que el animal va a todo correr; galope unido: aquel en el que el caballo adelanta con igualdad la mano y pie del lado sobre que trabaja. El galope en la caballería es un aire empleado para la ejecución de algunas evoluciones y como preliminar del aire de carga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.