Lucina

En la mitología romana y en la religión de la Antigua Roma, Lucina es la diosa que presidía el nacimiento de los niños y se encargaba de auxiliar a las mujeres durante el parto. Reciben también este sobrenombre las diosas Diana y Juno, en su calidad de diosas de la luz y de los alumbramientos. El nombre fue tomado en el sentido de “la que trae a los niños a la luz” (en latín “lux, -cis” “luz”), pero también podría haber sido derivado de “lucus” (“bosque”), bosque sagrado de árboles de loto en el Esquilino asociado con la diosa. Se la representa como una matrona con una copa en la mano derecha y una lanza en la izquierda; o bien, sentada con un niño recién nacido en el regazo y una flor en la mano derecha. En las ceremonias de su culto se le dedicaban guirnaldas y coronas de flores. En la mitología griega, la equivalente de Lucina era llamada Ilitía, y era hija de Zeus y Hera. El asteroide 146 Lucina lleva el nombre de la diosa romana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.