medallas

Aunque tanto en la forma como en el material existen múltiples excepciones, las medallas tienden a ser discos metálicos, similares en apariencia a las monedas, aunque usualmente de mayor diámetro y relieve pronunciado. Esta voz tiene su origen en la latina Metallum y así llamamos a aquellas piezas antiguas, que según la más corriente opinión eran la moneda, de que se usaba en sus respectivos tiempos. Ello es cierto a excepción de aquéllas que en Italia y en otras partes se llaman Medallones, las cuales verisímilmente no eran moneda, sino de aquéllas arrojadizas que se suelen ver y esparcir al pueblo en las aclamaciones de los Reyes o son fabricadas con ocasión de algún gran suceso y se reparten como dones. Las medallas son emitidas con diversos fines y así existen: Las emitidas con propósitos puramente artísticos (afines usualmente a las plaquetas). Las conmemorativas o de recuerdo. Las que otorga una organización por servicios distinguidos en un campo específico (como el premio Nobel). Las que se otorgan como premio en un evento o competición (como las medallas olímpicas). Las que otorga un gobierno por servicios al país, que se ostentan prendidas al pecho o colgadas al cuello; estrictamente hablando esto se refiere sólo a medallas de apariencia similar a una moneda, pero informalmente se extiende también a la condecoración militar. Las de culto religioso, usualmente con un aro que permite colgarlas. El estudio de las medallas, su autenticidad, origen, clasificación, etc., constituye el objeto de la medallística, una rama de la numismática. En el Renacimiento se llamaban “medallas” a todas aquellas monedas de la Antigüedad que ya no estaban en circulación y por tanto no tenían valor de cambio. Aunque la forma es generalmente redonda, con todo no faltan medallas ovales, poligonales, cuadradas, etc. La materia de que se componen es el oro, la plata, el plomo, el estaño, el platino, el níquel y el cobre pero también las hay de cristal y de barro cocido. En casos raros y especialmente durante el asedio a una plaza, se fabricaban monedas de cuero, papel o hierro (obsidionales).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.