CDMX / ZMVM

AI pide a Hugo López-Gatell servicios de salud y liberación a migrantes

Click here to view original web page at www.jornada.com.mx
Foto
▲ Enfermeras asignadas a la brigada de apoyo para personas de la calle trasladan a un indigente al Hospital General en la Ciudad de Mexico durante la cuarentena en la emergencia sanitaria.Foto Marco Peláez

Amnistía Internacional (AI) señaló que en plena emergencia sanitaria por el Covid-19, el Instituto Nacional de Migración (INM) está poniendo en riesgo la vida de las personas en condición de movilidad al mantenerlas en detención o dejarlas a su suerte en las fronteras del país.

Por ello, la directora para las Américas de AI, Erika Guevara, exhortó al subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, a conminar directamente a esa instancia para que libere inmediatamente a todas las personas que están en detención migratoria, así como a brindarles alojamiento y servicios de salud en el país para mantenerlos fuera de peligro ante la amenaza de la pandemia.

AI envió ayer una carta al subsecretario, en la que le subrayó que él mismo ha sido muy claro en que la mejor forma de protegerse de contraer Covid-19 es la sana distancia y la Secretaría de Gobernación ha dicho públicamente que la población migrante es una de las más vulnerables. Sin embargo, la falta de una respuesta contundente del INM para garantizar la vida y la salud de las personas en detención migratoria es sumamente alarmante.

Por separado, las oficinas en México, Honduras, Guatemala y la regional para América Central y República Dominicana de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos expresaron su preocupación por la situación de las personas retornadas sin condiciones de voluntariedad, salubridad y dignidad.

Se ha documentado la presencia de migrantes centroamericanos que fueron llevados hasta la frontera entre México y Guatemala, que permanece cerrada, y enfrentan dificultades para llegar por la vía regular a su país de origen, indicaron.

Esto ha provocado que muchos migrantes –incluidas niñas y niños, adultos mayores y mujeres– hayan quedado atrapados en lugares fronterizos, y permanecen en campamentos improvisados, en situación de calle, en comunidades o centros de acogida, en los que no siempre se han implementado los protocolos sanitarios para protegerlos según las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud. Estas oficinas llamaron a los gobiernos de la región a suspender temporalmente los retornos forzados de migrantes.

En tanto, la Organización Internacional para las Migraciones dio a conocer que facilitó el retorno por vía aérea de 41 migrantes salvadoreños –entre los que había niños– que se encontraban varados en México, en lo que supone el primer traslado de este tipo en plena pandemia. Todos fueron sometidos a exámenes médicos y no se les detectaron síntomas de coronavirus, aun así serán puestos en cuarentena al llegar a El Salvador.

La canciller salvadoreña Alexandra Hill Tinoco indicó el miércoles por la noche que estas personas formaban parte de un grupo de 88 que fueron dejadas a la deriva en Tapachula. Añadió que el resto comenzará a retornar en mayo, dando preferencia a los más vulnerables.