Mundo Mundial

Impeachment a Trump: 5 cosas que debes saber

El presidente Donald Trump recibió un impeachment este miércoles 18 de diciembre, convirtiéndose en el tercer presidente de EE.UU. que será juzgado. Sólo Bill Clinton y Andrew Johnson habían sido juzgados ante el Senado, pero ahora será el turno de Trump. Hasta entonces, seguirá siendo presidente de Estados Unidos y, por el momento, el presidente se dirigió a Twitter para un famoso rant en contra de los demócratas.

Pero hasta no ser declarado culpable, sigue siendo el presidente. Pero, ¿qué pasa ahora? ¿Qué pasará después? ¿Qué tan bueno es para Estados Unidos? ¿Qué tan bueno es para México? Te dejemos cinco cosas que debes saber al respecto.

Impeachment: ¿Qué significa?

Desde su victoria en 2016, Trump ha sido acusado por diversos temas (desde aliarse con Rusia para ganar las elecciones, hasta espiar al hijo de Joe Biden con ayuda del gobierno ucraniano), con el objetivo de hacer un impeachment. Se trata de un proceso, en el que la Cámara de Representante vota si la Cámara de Senadores realiza o no un juicio político.

Esta Cámara de Representantes tiene mayoría demócrata, lo que ayudó a que votaran un impeachment al presidente. Si bien ha habido juicios políticos antes (Bill Clinton siendo el más reciente), ninguno ha condenado al presidente. Este proceso no es más que un primer paso que lo llevará a un juicio.

Este juicio lo lleva a cabo el Senado, el cual tiene mayoría republicana (el partido de Trump) y necesitará tener una mayoría calificada (2 terceras partes del Senado) para poder ser condenado. Es decir, es muy poco probable que se le considere culpable.

¿Qué pasa después del juicio?

Fácil. Si es declarado culpable, deja de ser presidente y sube como interino Mike Pence, su vicepresidente (que es casi lo mismo que Trump). De lo contrario, seguirá siendo presidente. Ahora, lo que debemos tomar en cuenta es qué efectos tendrá para Estados Unidos y el resto del mundo este juicio.

En caso de que sea declarado culpable, es probable que EE.U. ponga en pausa su política exterior, lo cual incluye su relación con México tanto en lo político como en lo comercial. Podría generar incertidumbre en su mercado lo que llevaría a una reducción de precio del dólar.

¿Gana Trump o los demócratas?

Si Trump es declarado inocente (que es lo más probable), quien gana en es él, pero no sólo porque no irá a la cárcel. Esto se debe a que usará esto como una herramienta para su campaña de 2020 y, no sólo eso, se asegura de que los demócratas no usen de nuevo esa estrategia para bloquear sus propuestas en la Cámara de Representantes.

No sólo eso, sino que los demócratas habrán perdido tiempo, dividiéndose entre ellos y sin un candidato fuerte para ganar las elecciones el próximo año. Es decir, habrían perdido la oportunidad de derribar a Trump de una forma legítima ante los ojos de los estadounidenses, quitándose la imagen de ser un partido anti-americano “típico”.

Trump Impeachment

Si Trump es declarado culpable (que es lo menos probable), claramente saldría perdiendo, pero también implica un costo para Estados Unidos en el sentido de tener que subir a Mike Pence. Pero en realidad, eso podría asegurar la victoria de los demócratas en las elecciones de 2020, usando el juicio como una herramienta discursiva. No obstante, eso puede dividir a la población más de lo que ya está, lo que generaría inestabilidad social y, en consecuencia, problemas políticos y económicos para el resto del mundo.

¿Esto es bueno para México?

En realidad, no tanto. Si bien la Cámara de Representantes pasó el día de ayer las modificaciones al T-MEC y lo envió al Senado para su ratificación; el juicio podría aplazar el que EE.UU. ratifique el tratado o no (y por tanto Canadá también). Esto quiere decir que, a la larga, AMLO tendrá que tomar una estrategia nueva (que pensar en políticas efectivas aparentemente no es su fuerte) para lidiar con un Trump más fuerte o un nuevo presidente.

Aunque parezca extraño, el mejor resultado para México es que no se considere culpable a Donald Trump.

Además, uno pensaría que México se libra del tema del muro, pero Mike Pence es aún más radical respecto a los migrantes indocumentados que llegan por la frontera sur de Estados Unidos. Esto podría generar más presiones y, ni la Guardia Nacional ni el Plan de Desarrollo que se hizo para Centroamérica, serían suficientes. Aunque parezca extraño, el mejor resultado para México es que no se considere culpable a Donald Trump.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.